Entrevista: Bambú Ensemble

 

Hoy os presento al Bambú Ensemble, un joven y prometedor octeto de cuerda con una gran peculiaridad. Y es que además de ser el grupo de música de cámara de mayores dimensiones entrevistado hasta la fecha, sus integrantes viven en distintos países.

El Bambú Ensemble está formado por los violinistas Marina Arrufat, Samuel García, David García y Aliza Vicente. Los violas Paloma Cueto-Felgueroso y Samuel Espinosa.  Y por los chelistas Millán Abeledo e Irma Bau.

¡Que disfrutéis de la entrevista!

 


¿Cómo surgió la idea de formar el grupo?

La idea de formar el grupo fue forjándose a raíz de coincidir en varios encuentros de la JONDE. Concretamente durante el encuentro de 2014 celebrado en Pilas (Sevilla), después de los ensayos de la orquesta nos sentábamos a “leer” el octeto de Mendelssohn . Nuestra idea también era, indirectamente, hacer que la química musical y personal perdurase una vez acabada nuestra estancia en la joven orquesta.

 


 

Y el nombre, ¿Cómo lo decidisteis?

El nombre surgió a raíz de una broma interna durante ese encuentro.
Teníamos un compañero que usaba constantemente la palabra “bambú” para referirse a varias cosas que nos hacían mucha gracia. Una vez acabado el proyecto, con las típicas bromas y expresiones que se quedan después de cada uno de ellos, decidimos que nuestro grupo se llamaría Bambú Ensemble.

 


 

¿Qué habéis hecho hasta ahora?, ¿Cuál ha sido vuestro recorrido como grupo?, ¿Qué es lo que más os ha gustado?

Desde 2014 hemos celebrado unos tres o cuatro encuentros al año, juntándonos durante unos días de ensayos intensivos que normalmente terminan con uno o varios conciertos, aunque también hay veces que simplemente nos reunimos para ensayar en encuentros de estudio. Solemos hacer los proyectos en nuestros respectivos lugares de origen, y cada vez trabajamos un repertorio concreto.

Hemos actuado en numerosos lugares de la geografía española; desde pueblos pequeños de montaña hasta el Auditorio Nacional de Música de Madrid. Hemos colaborado con la propia JONDE, trabajado con Cibrán Sierra (violinista del Cuarteto Quiroga) y participado en ciclos como MusaE.

Es difícil decidir qué ha sido lo que más nos ha gustado hasta ahora, ya que siendo ocho, cada uno tiene unas preferencias o un vínculo afectivo diferente dependiendo del proyecto. Aún así, fue probablemente el encuentro organizado por la JONDE en el Priorato le Mesnil-St. Martin (Francia), que nos llevó a actuar en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional, el que tuvo un significado más especial para todos y supuso un punto de inflexión para el grupo.


 

¿Y qué planes de futuro a corto plazo tenéis?

2019 se prevé muy interesante para nosotros. En abril actuaremos en la Fundación Juan March de Madrid, dentro del ciclo de Jóvenes Intérpretes Domingos & Mediodías. En julio, grabaremos un CD con los octetos de Shostakovich, Enescu y Javier Martínez Campos con IBS Classical en Granada.

 


D. Shostakovich: Two Pieces for String Octet, Op.11

 


Por el momento sois el grupo de música de cámara de mayores dimensiones al que he entrevistado. Hay muchos grupos que aunque sólo estén formados por 2 o 3 músicos, no logran entenderse. Pero es sorprendente cómo vosotros aun siendo 8 y viviendo en ciudades e incluso países diferentes, lleváis años tocando juntos.
¿Cómo lo hacéis?, ¿Cómo lográis entenderos y poneros de acuerdo?

Ha sido una evolución progresiva que parte de una amistad y del deseo de tocar juntos. Es por eso que, desde el inicio hemos buscado la mejora constante en nuestro funcionamiento como grupo, tanto a nivel psicológico como musical. Hemos ido desarrollando poco a poco mecanismos que nos han ayudado a entendernos mejor y a ser más organizados. Creemos que la clave es el respeto mutuo, y por eso es importante proporcionar a cada uno el espacio que necesita. En Bambú votamos todo y entendemos que cualquier decisión que afecte al grupo tiene que ser consensuada entre los ocho. La mayoría de cinco pulgares en WhatsApp, los “doodles” y los “skypes a ocho” forman parte de nuestro modus operandi.

 


 

Y en cuanto a ensayos, ¿Os gusta ensayar regularmente o preferís las jornadas intensivas previas a un concierto/concurso?

Siendo ocho y viviendo en ciudades y países diferentes, hasta ahora hemos funcionado sólo por encuentros intensivos y estamos muy contentos con el resultado. Además, ensayar regularmente no es una idea que pueda tener cabida en Bambú, por lo que tampoco nos lo planteamos.

 


 

Al ser un octeto formado por instrumentos de la misma familia y con el mismo timbre, puede parecer más fácil empastar que en otros grupos. Pero justo por la misma razón puede que incluso sea más complicado.
¿De qué forma trabajáis para conseguir una buena afinación y un sonido uniforme?, ¿Algún consejo?

Siempre dedicamos parte de los ensayos a trabajar la afinación. Tener la partitura analizada nos permite saber la función armónica que cada uno desempeña y así poder buscar y encontrar la afinación adecuada con mayor agilidad.

Respecto al sonido de grupo, es cierto que siendo todo instrumentos de cuerda frotada, muchas veces nuestro trabajo se centra en buscar diferentes texturas para que tengan cabida todas las voces y, aún así, se las pueda discernir.

Un consejo que a nosotros nos dieron y fue de gran ayuda es ser lo más generosos que podamos cuando hacemos música de cámara; tocar para unos y otros, generar y aprovechar espacios constantemente.

 


 

Si piensas en un octeto de cuerda la primera obra que viene a la cabeza es la de F. Mendelssohn. Aunque ha habido más compositores que pensaron en esta formación , puede que no haya tantas obras donde poder elegir.
¿Cómo hacéis para encontrar repertorio?, ¿Es complicado?

Es cierto que no es una formación con un vasto repertorio, pero afortunadamente los octetos existentes abarcan distintos estilos, por lo que resulta ser un repertorio de gran interés, además de que sigue estando poco explorado a día de hoy.

Cabe decir que nos encontramos poco y, cuando lo conseguimos, siempre nos falta tiempo. Estamos encontrando el encanto de detenernos a estudiar a fondo una obra todos juntos, así como ver cómo la obra evoluciona en nosotros. Esto requiere tiempo en cada octeto que trabajamos, por lo que no nos importa tocar varias veces el mismo repertorio.

Tampoco descartamos hacer uso de la palabra “ensemble” y experimentar otros formatos en un futuro, pero por el momento aún nos quedan octetos por explorar.

 


 

Y sobre el metrónomo, ¿Qué nos podríais decir?, ¿A favor o en contra de utilizarlo en los ensayos?

Utilizamos el metrónomo en nuestro estudio con asiduidad, pero simplemente para construir una base rítmica que nos permita luego ser flexibles con mayor libertad. Está bien ser rigurosos cuando trabajamos con él pero, una vez solucionados los problemas rítmicos, intentamos que prevalezca tocar juntos a mantener un tempo estricto.

 


 

Finalmente preguntaros, ¿Cuál es vuestra ‘habitación de la música’ favorita? Aquella en la que hayáis tocado u os gustaría tocar.

Los sitios donde hemos tocado con Bambú son de lo más variopintos.
Obviamente, tocar en la Sala de cámara del Auditorio Nacional fue un lujo, sobretodo en lo que a acústica se refiere, y nos encantaría poderlo repetir.

No obstante, hemos tenido momentos de lo más emotivos tocando en aldeas para poquita gente o incluso en centros para un público excluido de las salas de concierto habituales… ¡Así que no sabríamos contestar!

 


G. Enescu string octet, Op.7. (2º mov)

 


 

¡Muchas gracias a los ocho!

Desde aquí os deseo mucha suerte con el octeto y vuestros futuros proyectos. El 2019 se presenta muy interesante. Estaremos atentos al lanzamiento de vuestro  CD.

Si os ha gustado la entrevista y queréis seguir más de cerca la carrera del Bambú Ensemble, podéis seguirlos en Facebook, Instagram y YouTube. También podéis descubrir más sobre ellos en su web.

 


 

¿Te ha gustado la entrevista?, ¿Conocías al Bambú Ensemble?

 


Entrevistas anteriores:

Rhea Quartet

Duo Almira

Artem Trio

Azahar Ensemble

Isbilia Quartet

NAS Duo

Trio Vasnier


 

Anímate y comenta tus opiniones sobre el post.

Y si te ha gustado, ¡no dudes en compartirlo en las redes sociales!

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada nueva entrada del blog, también puedes subscribirte por email.

O si prefieres recibir la Newsletter cada mes, envíame un email a través de la página de contacto.


 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *