Entrevista: Duo Almira

DuoAlmira

Para la primera entrevista del año he querido presentaros a una joven agrupación un tanto inusual, un dúo formado por una flauta y un fagot. Como podréis ver a lo largo de la entrevista se trata de un dúo de lo más creativo que versionan todo tipo de música para acercarla a todos los públicos. Ellas son el Duo Almira, formado por la flautista navarra Isabel González y la fagotista madrileña Paula Jiménez.

¡Que disfrutéis de la entrevista!


¿Cómo surgió la idea de formar el grupo?
Isabel y Paula: Desde nuestros estudios de grado medio ambas hemos disfrutado mucho tocando en grupo. Estuvimos en constante búsqueda de gente con quien tocar, con perspectiva seria, no sólo por diversión entre amigos, sino como una posibilidad laboral. Ya eramos amigas y nos conocíamos desde hacía tiempo, pero al ver que ambas teníamos la misma necesidad de compartir nuestra música y una idea similar de cómo darle vida a esas notas plasmadas en las partituras, decidimos apostar por el Duo.

Y el nombre, ¿Cómo lo decidisteis?
Isabel y Paula: Decidir un nombre ha sido una de las cosas más difíciles que hemos hecho. 😅
Isabel: Fue una época en la que las dos íbamos por la vida con los ojitos y la mente bien abiertos, y después de escribirle a Paula unos 50 nombres más, por fin encontramos uno que nos encantaba a las dos.
Paula: Un día Isa me escribió preguntándome si me gustaba el nombre de Almira. Y me pareció precioso. Poco después buscando en internet descubrimos que significa “princesa” en árabe y nos pareció adecuado también.
Isabel y Paula: Ha sido como ponerle nombre a un bebé: te gusta como suena y su significado. ¡Y el Duo es parte de nosotras!

¿Qué habéis hecho hasta ahora?, ¿Cuál ha sido vuestro recorrido como grupo?
Isabel y Paula: Nunca pensamos que un dúo iba a funcionar tan bien de cara al público. Pocas semanas después de ponernos a ensayar juntas, decidimos apuntarnos a unas pruebas de Live Music Now para intentar formar parte de la plantilla de becarios. Nos dieron una grata sorpresa al quedar encantados con nuestra propuesta, y comenzamos a tocar en proyectos sociales: hospitales, clínicas de salud mental, coles para niños con necesidades especiales, residencias de mayores, casas de acogida, etc.
Isabel: Así me decidí a empezar a arreglar obras, canciones populares, o incluso tangos para adecuarlos a nuestro dúo.
Isabel y Paula: Nuestros repertorios suelen ser muy atrevidos, porque alternamos en nuestros conciertos la música de autores como Beethoven o Telemann con obras más populares como el Bésame mucho, el Tico tico o el Choclo.
Viendo que la gente disfrutaba mucho con nosotras, tanto por la originalidad de la formación, como por el novedoso formato de concierto, nos decidimos a apostar por llegar a más público, y comenzamos a tocar también en España.
Somos muy creativas y nos sobran las ideas, por lo que hemos creado una colaboración con marimba, muy original y que funciona muy bien. Nuestro primer colaborador fue el reconocido marimbista australiano Robert Oetomo. Fué con él con quien descubrimos la cantidad de posibilidades que ofrece esta formación.
Ahora mismo, además de ofrecer conciertos “a la vieja usanza” siempre con el toque Almira, estamos volcadas en espectáculos musicales, en los que no sólo interpretamos música, sino que actuamos, hacemos participar al público de nuestra creatividad, invitamos a otras artes a que bailen con nuestras melodías, etc. Tres Son Multitud ha sido nuestro primer espectáculo y ha sido un gran éxito. En unos meses estrenaremos Mosaics con Antonio Martín a la marimba y Violeta Nemec.

Dúo alma + marimba
Artista: Concha Pasamar

De todo lo que habéis hecho, ¿Qué ha sido lo que más os ha gustado?
Isabel y Paula: ¡Qué pregunta más difícil! Elegir solo una cosa… Te decimos lo que más nos toca el corazón y lo que más nos divirte ¿te vale? 😉
Tocar en conciertos sociales, y ver cómo te agradece la gente que vayas un ratito a compartir tu música con ellos, cómo disfrutan escuchándote, es algo que te llena tanto que no tiene palabras…
Pero el momento más divertido es subirse al escenario con Antonio Domingo y comenzar Tres Son Multitud, improvisando entre nosotros y con el público. Nunca salen dos espectáculos iguales. Y lo mejor es que cada día es más divertido.

Y después, ¿Qué planes de futuro a corto plazo tenéis?
Isabel y Paula: Conseguir sacar adelante Mosaics, nuestro nuevo espectáculo musical.
Contra todo pronóstico el público recibe con gusto las novedades sobre el escenario. Es una pena que los mas reticentes a romper las tradiciones sean mayormente los programadores.Es complicado conseguir que te incluyan en la programación si ven en tu página de presentación que eres un grupo de música clásica, y encima no respondes a la formación de cuarteto de cuerda o trío con piano…
Isabel: Pero si en algo destaca nuestro grupo es el optimismo y quién sabe, quizá algún  programador más rompedor está leyendo esto ahora mismo, y suena la flauta. 😜
Isabel y Paula: La vida está llena de coincidencias  preciosas, de no ser por ellas nunca habríamos conocido a Barry McKimm y jamas habríamos tenido un concierto dedicado a nosotras, para Flauta, Fagot y Banda, pero esta es otra historia….

En cuanto a ensayos, ¿Os gusta ensayar regularmente o preferís las jornadas intensivas previas a un concierto?
Paula: No se si gustar sería la palabra… actualmente Isabel vive en Alemania y yo en España, por motivos laborales. Ensayamos siempre que alguna puede viajar. Por lo general tenemos el repertorio preparado con tiempo, y las jornadas de antes de los conciertos sirven para mejorar y afinar la calidad.
Isabel y Paula: Además es en los ensayos y en los viajes juntas cuando se nos ocurren las mejores ideas para los espectáculos.

Y sobre el metrónomo, ¿Qué nos podríais decir?, ¿A favor o en contra de utilizarlo en los ensayos?
Isabel y Paula: El metrónomo puede ser una herramienta muy útil, pero hay que tratarla con cuidado. En Musikene Gabriel Lloidi nos enseñó, en las clases de cámara, a  utilizarlo para mejorar el entendimiento de la música. Estos conocimientos los adquirimos por separado en diferentes grupos de cámara pero son algo que dan unidad y consistencia al grupo.
Siempre comenzamos con metrónomo, como motor de la obra en las primeras lecturas y hasta que tenemos clara cuál va a ser nuestra versión. Una vez que esta “estudiada” la partitura conjuntamente, dejamos el metrónomo a un lado.
Hay que matizar que el metrónomo no solo puede dar el pulso sino que también puede darte la subdivisión y el motor de la obra, si solo nos centramos en el pulso estaríamos “cocinando sin sal”.

port1

Dentro de la historia de la música de cámara, se podría decir que este dúo de flauta y fagot no es tan común como un quinteto de viento o un cuarteto de cuerda. ¿En complicado encontrar repertorio?
Paula: Obviamente no hay tanto repertorio como para otras formaciones. Pero sí hay repertorio original, y más del esperado. Pero a nosotras nos gusta presentar programas muy variados, en los que toquemos desde música renacentista hasta tangos, por lo que no nos cortamos en arreglar todo aquello que nos apetece tocar. Isa arregla genial para dúo.

 
¿Es complicado buscar un balance adecuado en este tipo de agrupación?, ¿Qué creéis que es lo más problemático?
Isabel y Paula: La articulación nos trae por la calle de la amargura. 😩
Flauta y fagot son instrumentos muy diferentes en cuanto a técnica, emisión de aire, etc. Igualar la articulación y la emisión de cada nota es un trabajo que requiere mucho tiempo.
Tocando con otra gente, en colaboraciones, nos hemos dado cuenta de que “hablamos” muy bien entre nosotras, porque nos escuchamos y entendemos qué necesita cada una en cada momento. Creemos que es algo que se consigue tocando tiempo juntas, pero también es algo que viene porque tenemos una química muy especial musicalmente. Por ello, hemos encontrado con mucha facilidad un balance que nos encanta, y que es especial y nos define mucho en cuanto a sonoridad.

 
Finalmente preguntaros, ¿Cuál es vuestra “habitación de la música” favorita?
Isabel y Paula: Cada habitación es diferente, hemos tocado en colegios, bares de lo más rockeros, al aire libre, en hospitales y lógicamente en teatros y salas de conciertos.
Isabel: Si nos centramos solo en la sonoridad, el auditorio de Berriozar es muy cómodo para el fagot, sin embrago a mí me gusta más la sonoridad de la sala verde de los teatros del Canal de Madrid.
Isabel y Paula: La habitación es importante pero los muebles la hacen diferente y las “estanterías” en las que nos apoyamos son nuestro público, por lo que sin ellos, cualquier “habitación de la música” no tendría sentido para nosotras.

 


 

 


¡Muchas gracias a las dos!

Desde aquí os deseo mucha suerte con vuestro dúo, especialmente con vuestro nuevo espectáculo musical Mosaics.

Si os ha gustado esta entrevista y os gustaría seguir más de cerca su carrera, podéis visitar su página web (www.duoalmira.com) y también podéis seguirlas en Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Spotify.


 

¿Te ha gustado la entrevista?, ¿Conocías al Duo Almira?

 


 

Entrevistas anteriores:

Artem Trio

Azahar Ensemble

Isbilia Quartet

NAS Duo

Trio Vasnier


 

Anímate y comenta tus opiniones sobre el post.

Y si te ha gustado, ¡no dudes en compartirlo en las redes sociales!

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada nueva entrada del blog, también puedes subscribirte por email.

O si prefieres recibir la Newsletter cada mes, envíame un email a través de la página de contacto.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *