Objetivos para el nuevo curso

Después de los meses de verano vuelve Septiembre y con él comienza un nuevo año académico. Por eso hoy me gustaría ayudaros a pensar los objetivos para el nuevo curso.

Hay dos momentos a lo largo del año que siempre me hacen reflexionar sobre mí y mi carrera. Reflexionar sobre ello me da la oportunidad de ver con retrospectiva lo hecho hasta el momento y me ayuda a idear e ilusionarme con nuevos retos. Estos momentos coinciden con dos fechas importantes del calendario. La primera el 1 de Enero, con la perspectiva de un año recién estrenado repleto de posibilidades. Y la segunda no es otra que el comienzo de curso.

Es por eso que me gustaría compartir contigo mis reflexiones y ayudarte a marcar los objetivos para el nuevo curso.

Decidir qué quieres

Por simple que parezca, lo primero que necesitas saber para decidir tus objetivos para el nuevo curso, es qué quieres conseguir con ellos.

En este momento es muy importante tener la mente completamente abierta y estar lleno de positividad.  Aunque creas que lo que realmente quieres es inalcanzable, si lo quieres de verdad y te marcas adecuadamente los objetivos, puedes sorprenderte a tí mismo lográndolo.

Mirar atrás

¿Cómo puede ayudarme a elegir unos objetivos pensar en el pasado?

Todos queremos alcanzar los objetivos para el nuevo curso que vayamos a elegir. Por eso es muy importante hacer balance de qué ocurrió con aquellos objetivos que nos planteamos la última vez.

Si lograste alcanzarlos, ¡enhorabuena!, ahora sólo tendrás que plantearte unos nuevos con la misma eficiencia. Pero en el caso de que no llegaras a la meta, sólo tienes que ver qué fue lo que no funcionó. Quizá fueron demasiado ambiciosos o probablemente hubieras necesitado más tiempo para alcanzarlos.

En cualquiera de los casos estás de suerte, porque ahora ya sabemos qué hacer y qué no a la hora de plantear los objetivos para el nuevo curso.

Ser realista

Y es que por muchas ganas que tengamos de presentarnos a uno de los concursos más importantes a nivel internacional, quizá montar 3 nuevos trios en sólo una semana, no sea lo más adecuado.

Por eso es tan importante marcarse unos objetivos realistas. Hay que pensar en qué momento estás ahora, pensar a dónde quieres llegar y los objetivos serán aquello que necesites hacer para llegar de un sitio al otro.

Si como en el anterior ejemplo queréis presentaros a un concurso importante, necesitaréis ver qué repertorio piden. Una vez lo sepais, habrá que marcar como objetivo tener ese repertorio preparado para una fecha realista. Es decir, quizá sea más realista plantearlo para la próxima convocatoria en un año, que para dentro de una semana.

Puede que ahora te surja la pregunta, ¿Y de qué modo marco los objetivos para tener preparado el repertorio a tiempo?

Lo que me lleva al siguiente punto.

Precisar la duración

Hay que tener en cuenta que hay varios tipos de objetivos, ya que estos pueden ser a largo o corto plazo.

Por esta razón es recomendable pensar en qué es lo que quieres conseguir y plantearlo como una meta final a largo plazo. Para alcanzar esa meta, puede que primero necesites superar pequeños retos por el camino.

En este caso, tendríamos un objetivo a largo plazo, compuesto por una serie de objetivos a corto plazo.

Volviendo al caso anterior, el objetivo a largo plazo sería preparar el repertorio para el concurso. Pero para ello habrá que ir alcanzando pequeños objetivos poco a poco.

El primer objetivo a corto plazo podría ser tener preparada tu parte en dos semanas. El siguiente sería montar el primer trio en 3 semanas para incluirlo en el próximo concierto que tenéis en un mes y comenzar a rodarlo en público. Y así sucesivamente hasta lograr el objetivo final de tener todo el repertorio preparado para el concurso.

Es importante definir bien la duración de los objetivos para el nuevo curso, ya que muchas veces en ello radica la clave del éxito.

Revisar los objetivos

Tan importante es pensarlos como revisarlos.

En ocasiones elaboramos una serie de objetivos que nos parecen factibles. Pero a medida que pasa el tiempo puede haber unos que nos lleven más tiempo alcanzarlos o incluso podemos darnos cuenta de que no estaban del todo bien planteados.

Por ello es recomendable revisar los objetivos para el nuevo curso y hacer los cambios que creamos oportunos. Gracias a ello nos resultará más sencillo ir completándolos.

Marcar los objetivos conseguidos

Lograr el objetivo final puede llevarnos bastante tiempo y psicológicamente es bueno darnos pequeños premios por el camino para mantener la motivación.

Si has creado una lista de los objetivos a corto plazo que tienes que alzanzar hasta llegar al final, una buena idea sería ir marcando cada uno de los objetivos que has conseguido. De esa forma, podrás ir viendo con orgullo los que ya hayas marcado y con mayor ilusión y esperanza, los que quedan por lograr.

Espero que estos consejos te ayuden a marcarte los objetivos para el nuevo curso.

Si te ha parecido interesante para comenzar el curso, te recomiendo que leas también 5 Consejos para volver a la rutina y Consejos para la puesta a punto post-vacacional.


Y tú, ¿Cómo planificas los objetivos para el nuevo curso?


Anímate y comenta tus opiniones sobre el post.

Y si te ha gustado, ¡no dudes en compartirlo en las redes sociales!

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada nueva entrada del blog, también puedes subscribirte por email.

O si prefieres recibir la Newsletter cada mes, envíame un email a través de la página de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *