Pasión por el chelo. David Johnstone

david_johnstone_2
David Johnstone

La temporada pasada tuve la suerte de conocer a un gran chelista a quien sólo había que escuchar y ver tocar para saber que ama su instrumento.

Gracias a ello, hace años comenzó un proyecto muy interesante, que descubrí al poco de conocerle. Por eso, hoy me gustaría hablaros de él, David Johnstone y su proyecto, o lo que es lo mismo, del violonchelo como único instrumento en la música de cámara.

¿El violonchelo como único instrumento en un grupo de música de cámara?

Puede que a algunos os resulte raro y en cambio a otros incluso os esté viniendo a la cabeza el nombre de algún grupo de estas características, pero sí, puede haber grupos de chelos exclusivamente, como dúos, cuartetos, octetos e incluso con mayor número de componentes.

Como en este vídeo de un arreglo que hizo David para 10 chelos del Concierto de Brandemburgo n. 3, de J.S.Bach

Pero vayamos al principio. Para conocer bien el proyecto de David, habría que saber primero un poco sobre él.

En cierto modo, todo este proyecto comenzó hace bastantes años, probablemente mucho antes de que nuestro chelista fuera consciente de él.

¿Cuándo?

Durante sus primeros años de estudiante.

David nació y se crió en Inglaterra, por lo que sus primeros pasos con el violonchelo los tuvo allí. En este país es costumbre animar a los estudiantes (independientemente del nivel que tengan) a formar parte de diversas orquestas jóvenes con unas programaciones de grandes obras, dignas de una gran orquesta profesional.

Gracias a ello, David tuvo la suerte de disfrutar de la sección de chelos en numerosos seccionales, en los que no sólo trabajaban las obras de los conciertos, sino que también se divertían explorando obras y arreglos para ensemble de chelos.

De esta forma, muchos de ellos descubrieron que les gustaba más pasar las horas tocando con sus compañeros, que encerrados sólos en un aula estudiando el repertorio de chelo solo.

Así que ¿Qué pasa cuando a un apasionado del Chelo le descubres el placer de tocar con otros músicos?

Que irremediablemente, se crea un nuevo proyecto cuyo principal objetivo es difundir el chelo. Eso sí, incentivando en todo momento tocar juntos.

De esta forma, durante sus años de estudiante de Grado Superior en la Royal Academy of Music de Londres, dedicó su tiempo libre a asistir a las asignaturas de composición, contrapunto, orquestación entre otras, para luego componer y arreglar obras para tocar con sus compañeros chelistas. Durante este periodo tuvo ambiciosas pero increíbles ideas como hacer arreglos de Finlandia de J. Sibelius para 16 chelos, el famoso Preludio en Do # menor de S.Rachmaninov o incluso el Adagietto de G. Mahler para 6 – 12 chelos.

Desde entonces fue compaginando sus dos facetas ininterrumpidamente. Por un lado, como chelista creó un cuarteto de chelos en Londres llamado “The Cello Company“, a la vez que trabajaba con la Royal Philharmonic Orchestra y London Concert Orchestra entre otras, hasta que fue nombrado primer chelo de la Orquesta Sinfónica de Navarra, donde sigue trabajando a día de hoy.

Y por otro lado, siguió componiendo y haciendo arreglos no sólo para violonchelos, sino para más instrumentos. Gracias a ello está teniendo el privilegio de trabajar con varias orquestas nacionales e internacionales que estrenan e interpretan sus obras. Pero quizá lo que más le ayudó a difundir esta faceta de compositor y arreglista fue la creación de su página web en 1998, donde decidió ofrecer sin coste alguno sus obras.

Gracias a ello son muchos los chelistas del mundo que interpretan sus obras y contactan con él para agradecerle su labor. Como por ejemplo:

Soncello – Galicia

CelloCyL – Castilla y León

Y muchas más orquestas como Philadelphia Orchestra, Orquesta Sinfónica de Euskadi, Orquesta Sinfónica de Venezuela, Orchestre Nouvelle Generation de Montreal, Ara Malikian y la Orquesta Non Profit Music, Orquesta de Cámara de Locarnese en Suiza, Chamber Orchestra Leopoldinum de Wroclaw en Polonia, Ensemble Metamorphosis de Belgrado en Serbia o la Orquesta Filarmónica de Sofia en Bulgaria.

Finalmente, me gustaría hablaros de dos proyectos en los cuales de una forma u otra está involucrado. Ambos se basan en lo que a él tanto le gusta, que es juntar a chelistas de todos los niveles para que disfruten de la música tocando en grupo, eso sí, ¡Sólo violonchelos!

Uno de ellos tiene lugar en Pamplona y se llama HelloCello!

Este proyecto surgió entre intérpretes y profesores, con la idea de potenciar el violonchelo en la comunidad autónoma de Navarra. En principio tiene una doble función. Por un lado la creación de un ensemble de chelos de alto nivel para profesores e intérpretes de Navarra. Y por otro lado, la creación de una gran orquesta de chelos donde todo el mundo es bienvenido, ya sean estudiantes, amateurs o profesionales. Tienen dos eventos regulares al año, un concierto en Navidad y otro en marzo en el que festejan la figura del compositor J.S. Bach.

¿Sabéis a cuantos chelos han conseguido juntar en concierto?

¡93!

Como os venía diciendo, uno de los proyectos finales es HelloCello! y para conocer el otro, cambiamos de continente y nos vamos hasta Estados Unidos, concretamente a Filadelfia. Allí es donde se encuentra Cello Play-Ins cuyo formato tiene mucho en común con el anterior proyecto, ya que básicamente se trata de acercar el chelo a la comunidad y promover el compañerismo y colaboración entre chelistas. Es decir, juntar a chelistas de todos los niveles y ¡divertirse!

The Philadelphia Orchestra’s PlayIN CELLO es uno de los grupos más grandes y suelen usar siempre los arreglos de David para estos eventos. A modo de agradecimiento, David les ha compuesto varias obras dedicadas a ellos.

Como podéis ver, aunque sus obras estén compuestas para un número de voces que encajan dentro del marco de la música de cámara, al añadir más de un chelo por voz, las dimensiones se agrandan tanto que en ocasiones se llegan a formar auténticas orquestas con necesidad de un director.

Pero para finalizar el artículo, me gustaría despedirme con una de sus obras interpretadas por un cuarteto de chelos de Atlanta llamado Celli.

¿Sabéis lo mejor de todo?

Independientemente de que sus obras y arreglos hayan ayudado a difundir el chelo por los rincones del mundo y se interpreten por todas partes, David Johnstone sigue viéndose así mismo como chelista primero y toda esta otra faceta la considera ¡un Hobby profesional!


Si os ha gustado la entrada y queréis conocer a David Johnstone y su trabajo, podéis entrar y visitar su página web:

En Español: www.j-music.es/

En Inglés: www.johnstone-music.com


Y tú, ¿Qué opinas del violonchelo como único instrumento en los grupos de música de cámara?


Anímate y comenta tus opiniones sobre el post.

Y si te ha gustado, ¡no dudes en compartirlo en las redes sociales!

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada nueva entrada del blog, también puedes subscribirte por email.

O si prefieres recibir la Newsletter cada mes, envíame un email a través de la página de contacto.


2 thoughts on “Pasión por el chelo. David Johnstone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *