Planificación de objetivos para el 2016

planificacion

 

¡Feliz Año nuevo 2016!

Es curioso como cada comienzo de año siempre escucho la frase “Año nuevo, vida nueva”, pero ¿es una vida nueva lo que necesitamos?

Tras pensar sobre ello a lo largo de este primer mes del año, he llegado a la conclusión de que más que un cambio de vida, lo que se necesita es planificarla.  Por eso mismo, sí que pienso que es una buena época del año para hacer balance de lo que hemos hecho hasta ahora: qué cosas que queríamos haber hecho se han quedado en el camino y qué otras nuevas nos gustaría hacer este año.

Puede que ahora mismo estés pensando, ¿Y qué tiene esto que ver con la música de cámara?

¡Es muy sencillo!

Si eres músico y te gusta que la música de cámara forme parte de tu carrera profesional, nunca es tarde para analizar y buscar nuevos objetivos.

Por eso mismo me gustaría plantear una serie de ideas a través de las cuales podrás guiarte para hacer tu balance del 2015 y plantear tus objetivos para el 2016.

Ante todo lo más importante es pensar en qué modo te gustaría que la música de cámara forme parte de tu carrera. Puede ser a través de un grupo estable a tiempo completo, o de un grupo estable con conciertos esporádicos, o quizá te gustaría contar con un listado de músicos con los cuales formar diversos grupos según el programa que te apetezca tocar o simplemente prefieres estar abierto a cualquier opción que pueda aparecer.

Una vez sabes qué es lo que te gustaría, es momento de pensar en qué has hecho hasta ahora para conseguirlo.

Independientemente de si acabas de darte cuenta de que no habías pensado en ello, o si aunque lo supieras, todavía te queda camino por recorrer, no te desesperes. Simplemente tienes que pensar en cómo conseguirlo.

Si quieres un grupo (ya sea estable o no), piensa con quién te gustaría formarlo y una vez te pongas en contacto con ellos, no te olvides de decirles qué es lo que quieres de él.

Una vez tienes un grupo formado por personas con tus mismas inquietudes, es el momento de sentarse y elaborar un plan de objetivos. Tendréis que pensar en qué tenéis que hacer a corto y largo plazo hasta lograr vuestro objetivo.

En cuanto a planes a corto plazo, entre otros podrían ser: elección de repertorio, búsqueda de partituras y local de ensayo o elaborar un calendario de ensayos.

Por otro lado los planes a largo plazo podrían ser la planificación de una grabación o búsqueda de conciertos entre otras cosas.

Para aquellos que prefieran tener un grupo de músicos con los que juntarse de vez en cuando formando combinaciones de cámara distintas, lo más importante es contactar con músicos de varios instrumentos a los que les interese este formato y elaborar una lista con todos ellos. En este caso, sería recomendable que esta lista fuera dinámica, pudiendo renovarla en todo momento.

Si por otro lado estás abierto a cualquier opción que pueda surgir, mi pequeño consejo es que te asegures de que la gente lo sepa y procures darles tus detalles de contacto, ya que de esta forma será más fácil poder ofrecerte las cosas que vayan surgiendo.

Objetivos

Mi pequeño consejo es que una vez pongáis en práctica este plan de objetivos para el 2016, os toméis el tiempo necesario para ir revisándolo periódicamente. De esta manera el progreso que hayáis hecho hasta ese momento os hará sentir orgullosos y os infundirá más ganas de seguir adelante, y al mismo tiempo, podréis añadir nuevos objetivos para mantener la ilusión y el dinamismo.

Si ya lo habías hecho todo y tienes lo que quieres, sólo me queda decirte ¡enhorabuena!. Sigue trabajando en ello día a día para que sigas disfrutándolo.

Finalmente, me gustaría aclarar que al ser unos objetivos enfocados hacia la música de cámara, hay que tener en cuenta que muchas veces, a pesar de toda la planificación y motivación del mundo, podemos encontrarnos con que el grupo no termina de funcionar.
Como ya os he comentado en otras ocasiones, al fin y al cabo no deja de ser un grupo formado por un número de personas reducido y en estos casos, hay veces en las que aunque compartáis los mismos intereses, puede que no os entendáis a la hora de trabajar.

Si ocurre esto, ¡no os preocupéis!

Vuelve a empezar de nuevo hasta encontrar a las personas con las que no sólo compartas inquietudes, sino con las que también disfrutes trabajando.

Y siempre piensa: no importa si tocáis juntos durante dos meses, dos años o dos décadas, porque vas a aprender con cada una de las experiencias que vivas con la música de cámara y de cada una de las personas con las que trabajes.


Y tú, ¿Cómo planificarías tus objetivos de este nuevo año?


Anímate y comenta tus opiniones sobre el post.

Y si te ha gustado, ¡no dudes en compartirlo en las redes sociales!

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada nueva entrada del blog, también puedes subscribirte por email.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *